Llega la evolución de las T1 Race

Llega la evolución de las T1 Race


Corsair es una marca que se caracteriza por crear periféricos para ordenadores. Pero tiempo atrás sacó al mercado una silla gaming con unas características que acapararon las miradas de todo el mundo. Ahora, Corsair pretende subir la apuesta con la evolución natural de esa silla: la T2 Road Warrior.

Corsair T2 Road Warrior y T1 Race 2018 en WZ Gamers Lab - La revista de videojuegos, free to play y hardware PC digital online

La nueva silla gaming T2 Road Warrior pretende corregir los pequeños problemas que habían surgido con su modelo predecesor, haciendo este modelo mucho más cómodo de lo que lo fue la T1 Race. Han querido continuar con ese aspecto de asiento de coches de carrera, en el que sobre una base negro resaltan detalles en rojo, blanco, amarillo y azul, dependiendo del gusto de su comprador.

Hablando de su construcción, la T2 Road Warrior emplea una estructura interna fabricada en acero sólido, que recorre tanto el respaldo como la base de la silla, lo que asegura el aguante de muchas horas de uso y la hace capaz de soportar grandes pesos. El respaldo mantiene la capacidad de reclinarse 170º, al igual que el modelo anterior. El pistón de gas de clase 4 permite ajustar la altura con una variación de 100mm.

Corsair T2 Road Warrior y T1 Race 2018 en WZ Gamers Lab - La revista de videojuegos, free to play y hardware PC digital online

Una de las primeras mejoras que podemos observar son sobre el respaldo y el asiento, fabricados en poliuretano y microperforados para mejorar la transpirabilidad y la comodidad frente a los tiempos en que las temperaturas son más altas. Además, el respaldo cuenta con la superficie rugosa, que evitará que más de uno se deslice hacia abajo mientras aguanta la respiración.

Aún desconocemos cuándo comenzará Corsair a distribuir esta T2 Road Warrior, y el modelo actualizado y mejorado de su primera silla, la llamada T1 Race 2018, pero sí sabemos que el precio de salida rondará los 399 dólares.